¿Cómo Sobrevivir Tragedias y Desastres Naturales? Parte 2

Ya es claro que los desastres naturales y las tragedias están a la orden del día y, por nuestro propio bien, debemos siempre estar preparados y en alerta, por ello hoy te damos tips y consejos en caso de que seas víctima de uno de ellos ¡Ojalá nunca los uses!

DURANTE

  1. Si las autoridades te ordenan evacuar ¡Hazlo sin cuestionar las instrucciones!

    TSUNAMIS: Si estás de visita en un balneario y eres víctima de un terremoto de gran magnitud, ten en consideración que la ocurrencia de un tsunami es altamente probable. Por ello, presta mucha atención al mar, si este se aleja repentinamente de la costa, dirígete dentro de los primeros 10 o 15 minutos a las zonas de seguridad definidas por las autoridades, todas están por sobre la cota 30 (treinta metros sobre el nivel del mar). Si estás en Chile, el Sistema de Alerta Temprana te notificará a través del celular -pero solo si tu equipo móvil fue comprado en territorio nacional- y además, escucharás una sirena de emergencia. Por último, también válido solo en Chile, si por congestión vehicular o falta de tiempo no logras llegar a la cota 30, busca el edificio alto más cercano y haz una evacuación vertical, pues por norma todas las construcciones en Chile tienen sistemas anti-sísmicos que, en teoría, deberían lograr soportar el impacto de las olas.
  2. INCENDIOS: Intenta determinar la salida de emergencia más próxima -de hecho, deberías preguntar por ellas en cada lugar al que ingreses- y acércate a ella con calma. No pierdas tiempo buscando o recogiendo tus pertenencias personales, pues por más valor económico que tengan, jamás se igualarán a tu vida, a la de tu familia o las de tus amigos. Ten en cuenta que el humo dificultará la visibilidad y que la mayoría de las víctimas mueren por su inhalación, así que ve tranquilo, sin desesperarse.
  3. TERREMOTOS: Existe una regla básica que todos los que vivimos en el Cinturón de Fuego -Esa vasta área con la mayor cantidad de volcanes y movimientos sísmicos del mundo- aplicamos desde pequeños: Quédate en la esquina de una puerta, de una pared interna o de un muro de carga. Si no estás cerca de ninguno de estos, métete debajo de una mesa o escritorio macizo. Ten presente que habrá réplicas, así que trata de ayudar a quienes te sea posible mientras los equipos de rescate llegan, pero siempre que no expongas tu vida.
  4. INUNDACIONES: No te mantengas al interior de edificios y casas inundadas, pues un cortocircuito podría electrocutarte o al resto de los tuyos. Intenta ponerte a salvo en un lugar alto, siempre que no implique caminar ni conducir una distancia extensa a través de la inundación, ya que puedes toparte con un alud o con aguas negras que oculten peligros, como alcantarillas o sitios en construcción, además de escombros y otros obstáculos.
  5. Ni se te ocurra hacerte el muerto o el herido, si te descubren… ¡Lo pagarás!

    ATAQUE TERRORISTA: Intenta resguardarte sin ser visto por los terroristas y, si no puedes huir de manera segura, entonces al menos trata de esconderte. No te detengas a recoger tus pertenencias personales por ningún motivo y alerta a otras personas sobre la situación que están enfrentando, pero sin detenerte. Si tienes la fortuna de no estar cara a cara con los antisociales, sigue cuidadosamente las instrucciones del personal de seguridad, evitando movimientos sospechosos o portar objetos que puedan generar confusiones. Siempre que puedas, ayuda a escapar a otras personas, pero no expongas tu vida, y tampoco las de los demás.
  6. TORNADO O HURACÁN: Por la naturaleza de su formación, prácticamente es imposible que se den en esta área del planeta. Sin embargo, hemos sido testigos de fenómenos muy similares en los últimos años en lugares impensables, como Buenos Aires (Argentina), Temuco o Puerto Montt (Chile). Y ante la hipotética situación de enfrentarte a estos fenómenos, resguárdate en un estacionamiento subterráneo, en un sótano o estación de Metro (subte) cercana.
  7. EMERGENCIA QUÍMICA/NUCLEAR: No salgas del lugar en el que te encuentras hasta que las autoridades lo notifiquen. Apaga la ventilación, sella puertas y ventanas e intenta ir a la parte más baja o interna de la edificación en la que te encuentres.

Frente a cada evento podríamos generar un decálogo detallado sobre qué hacer y no hacer, pero lo realmente importante es generar conciencia y, por sobretodo, evitar las imprudencias, pues si no somos precavidos podríamos lamentarnos por el resto de nuestras vidas.

Comentarios

Javier Valenzuela

Licenciado en Comunicación Social con especializaciones en Gobierno y Gestión Pública, Community Manager, Coaching y Liderazgo. Ex-manager de bandas, eterno estudiante y amante empedernido de los viajes.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Tu mail no será publicado.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×
¿Tienes alguna idea que quieras sumar a nuestro artículo? ¡Cuéntanosla por WhatsApp!
Translate »
Free WordPress Themes, Free Android Games
Skip to content