House of Cards, thriller político de excelencia

La producción original de Netflix, estrenada en 2013, acaba de lanzar su sexta y última temporada, un clásico de los dramas políticos y un verdadero imperdible para aquellos que analizan y disfrutan de las relaciones de poder, pero especialmente de la manipulación, el cinismo y la corrupción del ser humano.

Muchos desconocen que las raíces de la House of Cards netflixiana se hunden en la novela del mismo nombre del escritor británico Michael Dobbs (1989) y en su adaptación a la televisión por la BBC (1990). Ambas se desarrollan en una Inglaterra post Margaret Thatcher; aquella breve pero exitosa producción de cuatro episodios dio pie a otras dos mini-series, basadas en las secuelas del libro de Dobbs, “To Play the King” y “Final Cut”. Sobre esta base, el guionista Beau Willimon (The First) creó un producto completamente nuevo, ambientado al otro lado del Atlántico y con un desalmado Kevin Spacey en el rol de Frank Underwood, un maquiavélico congresista ávido de poder que a lo largo de la serie trepa junto a su esposa Claire (Robin Wright, Forrest Gump, Blade Runner 2049) hasta alcanzar la presidencia de los Estados Unidos.

Tras cinco temporadas y un escándalo sexual que provocó no solo la salida de Spacey de la producción, sino que en la práctica la “muerte artística” del actor -su más reciente película, “Billionaire Boys Club”, recaudó apenas 126 dólares en su día de estreno”, House of Cards vuelve a la carga con una temporada que busca darle un final digno a una de las primeras apuestas de contenido original de Netflix, centrando el protagonismo en la hoy poderosa y despiadada Claire Underwood y en su gabinete conformado completamente por mujeres, coincidentemente en sintonía con la merecida ola de feminismo actual. Y por supuesto, con un Frank Underwood bajo tierra, igual que en la ficción homónima de Michael Dobbs.

La emblemática serie de Netflix dice adiós de la mano de la primera presidente mujer de Estados Unidos, una poderosa, inmoral e inescrupulosa mujer que de seguro mantendrá la manera Underwood de hacer las cosas en la Casa Blanca, pero más allá de eso, lo realmente relevante hoy es ponerse a pensar ¿Si de una mini-serie Netflix hizo 73 episodios… Tendrá planes con las otras dos producciones que completan la trilogía? A sobarse las manos y a esperar a que ocurra.

Comentarios

Javier Valenzuela

Licenciado en Comunicación Social con especializaciones en Gobierno y Gestión Pública, Community Manager, Coaching y Liderazgo. Ex-manager de bandas, eterno estudiante y amante empedernido de los viajes.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Ir al contenido