CHILEPARAGUAYRECOMENDACIONES

Turismo de Compras: De shopping por el mundo

Una postal típica de los viajes de antaño eran los paseos por ferias artesanales en busca de souvenirs. Hoy cada vez son más quienes aprovechan sus viajes para sacar partido a la baja inflación, a los beneficios de los múltiples Tratados de Comercio firmados o aprovechar las excepciones de impuestos de algunos bienes de su destino escogido, regresando con más maletas de las que fueron. A tal grado se ha sofisticado esta tendencia, que las agencias de viaje están vendiendo con gran éxito paquetes especiales de turismo de compras.

Los casos más icónicos incluyen destinos lejanos -y caros- como París, Londres, Shanghai, Berlín y Barcelona, otros más cercanos son Nueva York, Las Vegas y Miami, pero lo cierto es que pese a que son consideradas como ciudades para hacer turismo shopping desde hace décadas, lentamente han comenzado a perder protagonismo para cederlo a destinos menos exóticos, más cercanos y por ello, más convenientes para el bolsillo del sudamericano: Buenos Aires, Río de Janeiro, Sao Paulo, Ciudad del Este, Ciudad de Panamá y ciudades chilenas como Santiago, La Serena, Viña del Mar, Iquique y Punta Arenas, entre otras, han aparecido en la órbita del viajero para captar su atención, pero también su billetera.

Ropa, accesorios, cosméticos y por sobretodo, mucha tecnología, están en el centro de las preferencias de los viajeros sudamericanos, lo que incluye a gente que nunca antes hizo un viaje al extranjero, pero que piensan estas instancias como oportunidades de compras, ya sea para consumo personal o para reventa, y en segundo lugar como un destino de descanso. De todas los destinos sudamericanos mencionados, destacan por sobre los demás los chilenos, además de la fronteriza Ciudad del Este (Paraguay) y la centroamericana Ciudad de Panamá. La razón es simple:

 

[blockquote author=»» pull=»right»]Chile, junto a Brasil, lideran esta tendencia en el continente sudamericano[/blockquote]CHILE:
Debido a su economía fuerte y estable, a que es el segundo país en el mundo con mayor cantidad de Tratados de Libre Comercio -solo superado por México y por encima de Israel- y a una clase empresarial experimentada y con presencia regional, existe una impresionante y amplia oferta de productos y servicios de primera línea, incluidas marcas de lujo, a precios accesibles y casi irreales para sus vecinos, lo que ha gatillado una avalancha de turistas argentinos y brasileños a lo largo y ancho del país. A tal punto ha llegado el desarrollo del turismo de compras, que a Santiago se le llama coloquialmente «La Miami sudamericana» y tiendas capitalinas como Costanera Center y Mall Alto Las Condes, entre otras, ofrecen vouchers de descuento exclusivos para turistas.

 

PARAGUAY:

Su condición de mediterraneidad -similar a Bolivia- haría pensar que su desarrollo socio-económico podría no ser muy importante, y aunque su economía es más bien modesta comparada a otras de la región, lo cierto es que el país sudamericano se las ingenió para desarrollar la tercera mayor zona franca del mundo, solo superada por Hong Kong y Miami. En ella, cientos de comerciantes árabes, chinos, coreanos, japoneses e hindúes, entre otras nacionalidades, han levantado a lo más alto a esta pequeña ciudad de la llamada Triple Frontera, que integra junto a Foz de Yguaçú (Brasil) y Puerto Iguazú (Argentina) ¿El problema? Escasa fiscalización de las autoridades, altos índices de productos falsificados y una fuerza de venta agresiva, con prácticas que dejan mucho que desear.

 

PANAMÁ:
Debido a su ubicación geográfica estratégica, que conecta inter-oceánicamente al mar Caribe con el océano Pacífico, desde hace más de 100 años Panamá reúne a los productos más selectos del orbe, siendo lugar de paso obligado de la mercancía. Sin embargo, esta condición no fue realmente aprovechada sino hasta hace un par de años atrás, en que los sectores público y privado comenzaron a trabajar estrategias en conjunto para sacarle partido a la inmensa cantidad de productos que desfilaban por el Canal de Panamá, convirtiéndose en punta de lanza del turismo de compras a nivel centroamericano.

 

Ya sea en un lugar u otro, es claro ya que viajar dejó de ser sinónimo exclusivo de descanso, y así como miles de personas alrededor del mundo viajan para disfrutar del concierto de sus vidas -fenómeno que contamos en otra entrega-, otras tantas están haciendo remecer las vitrinas de mall y outlets comerciales: El límite no es el cielo, pero el cupo internacional de la tarjeta de crédito y los kilos de sobrepeso definitivamente marcarán la pauta de estos nuevos viajeros.

Comentarios

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
Ir al contenido